venFidoShop.com: Alimento, Juguetes y Accesorios Para Tu Perro ¡Comprar Ahora!
Ingresar Registrarse

ACERCA de Perros.

Artículos, curiosidades y consejos útiles
y de interés para los amantes de los perros.

Peligros en el invierno para los perros

Peligros en el invierno para los perros

Si su perro pasa mucho tiempo al aire libre, el invierno puede ser una época particularmente peligrosa. Mientras que para la gente la nieve puede hacer que el mundo aparezca como un paraíso invernal, hay muchos peligros a tener en cuenta. El hielo, los productos químicos esparcidos en las calles y aceras, son algunos de los peligros para los animales y seres humanos por igual. Usted debe ser consciente y tomar precauciones para proteger a su mascota.


Sustancias químicas en el suelo

Es común que en los lugares donde cae nieve o se congelan las calles y aceras que se apliquen productos químicos para limpiarlas, o simplemente para que los coches y peatones puedan transitar. El problema con estos productos químicos es que su perro al no tener protección en las patas se le puede irritar la piel o tener abrasiones en las almohadillas. Los perros también pueden lamer los productos químicos e ingerirlos, resultando en problemas en el tracto digestivo. Hay productos que son relativamente seguros para los animales, pero no todo el mundo los usa.

Una solución es poner a su perro botas, para proteger sus almohadillas. Los botines también ayudan a mantener la nieve y el hielo fuera de los espacios entre los dedos, algo que puede ser muy doloroso para el animal.

Si su mascota no tolera usar botines, usted necesitará limpiar constantemente sus pies y parte inferior cuando regrese a casa después de un paseo. Un simple trapo que ha sido sumergido en agua tibia será suficiente para limpiarlo.

También es una buena idea hacer un hábito revisar las almohadillas de su perro regularmente después de pasar tiempo en el exterior para asegurarse de que estén limpios y libres de abrasiones.


Intoxicación con etilenglicol (anticongelante)

Otra práctica común durante el invierno es el cambio de anticongelante/refrigerante en el motor del coche. Siempre habrá derrames involuntarios y no todas las personas los limpian. Aunque muchas compañías han cambiado la fórmula de sus productos anticongelantes para que no tengan un sabor dulce, todavía hay muchos productos anticongelantes en el mercado que tienen un olor tentador y un sabor dulce que les gusta a los perros.

El ingrediente principal de la mayoría de las soluciones anticongelantes es el glicol de etileno, un químico extremadamente tóxico que resulta en muchas enfermedades accidentales y muertes de animales cada año. Si no hay nadie alrededor para presenciar la ingestión de anticongelante y los síntomas no son tratados inmediatamente, el animal puede sufrir daño severos en el sistema nervioso y renal a corto plazo después de la ingestión. Incluso los productos más nuevos tienen un grado de toxicidad, y la única manera de evitar el envenenamiento accidental es mantener los productos fuera del alcance de las mascotas y del suelo.

Los productos anticongelantes deben ser colocados cuidadosamente en un área que está fuera de alcance de las mascotas y los niños. Todos los derrames deben limpiarse inmediatamente con agua. Además, si usted está caminando y ve un charco en la calle o en una entrada, no deje que su mascota beba el agua.

Si usted sospecha que su mascota ha ingerido anticongelante, lo mejor que puede hacer es llamar a su veterinario inmediatamente. El etilenglicol puede generar daño en un corto tiempo por lo que los minutos pueden marcar la diferencia.


Congelación

Su mascota no puede quejarse del frío y probablemente puede estarse divirtiendo jugando en la nieve, pero los animales no siempre notan que su piel ha comenzado a sentir algo raro. A medida que disminuye la temperatura del cuerpo en respuesta a la temperatura exterior, la sangre se desvía hacia los sistemas centrales, dejando el órgano externo, la piel, en riesgo de congelación. Una vez que la piel se ha congelado por el hielo y la nieve, habrá daño de los tejidos, causando básicamente una condición similar a una quemadura. Las partes del cuerpo que mayor riesgo tienen de congelación son las almohadillas, la nariz, las orejas y la cola.

Al volver a casa después de estar al aire libre durante un tiempo prolongado, o cuando las temperaturas son especialmente bajas, revise los puntos de riesgo de su mascota (junto con el resto del cuerpo). Los primeros síntomas de congelación incluyen piel pálida y dura que queda muy fría incluso después de estar dentro de la casa. Conforme la piel se calienta, puede hincharse y cambiar a un color rojo.

Su mascota puede tratar de aliviar la irritación lamiendo o masticando la piel, en cuyo caso tendrá que recibir tratamiento y no permitirle morderla antes de que haga un daño permanente.

Nunca aplique calor directo sobre la piel o agua. Debe utilizarse únicamente agua tibia a caliente en la piel y no mantas eléctricas para cubrir el animal. Necesitará consultar a un veterinario para asegurarse de que la condición no es grave.

En algunos casos de congelación severa el tejido o miembro debe ser retirado.

¡Únete a más de 15,000 usuarios!

Y recibe nuestro boletin con ofertas, noticias y artículos interesantes sobre perros directo a tu email.

venFIDO
Alimento para perros Hill's Prescription Diet z/d Leer artículo...
©venFido LLC 2011
Piso 14 Corporativo Arcos Bosques, Col. Bosques de las Lomas 05120, Ciudad de México, México
Perros |  Acerca de venFIDO |  Preguntas Frecuentes |  Condiciones de Uso |  Políticas de Privacidad |  Propiedad Intelectual e Industrial |  Empleos |  Publicidad |  Mapa del Sitio