venFidoShop.com: Alimento, Juguetes y Accesorios Para Tu Perro ¡Comprar Ahora!
Ingresar Registrarse

ACERCA de Perros.

Artículos, curiosidades y consejos útiles
y de interés para los amantes de los perros.

Cómo afecta la pancreatitis a un perro

Cómo afecta la pancreatitis a un perro

El páncreas es una parte esencial del sistema digestivo de un perro. Produce hormonas como la insulina que procesan azúcares y proteínas, así como enzimas que ayudan a la digestión. El páncreas está ubicado cerca del estómago y tiene un conducto que desemboca hacia fuera donde el estómago se une con el intestino delgado.

Cuando el páncreas está funcionando correctamente, las enzimas viajan desde ese conducto al intestino a través del duodeno, donde empiezan su gran labor. que es descomponer y procesar los alimentos.

La pancreatitis o inflamación del páncreas, desvía las enzimas digestivas de su lugar habitual de flujo hacia el abdomen. Las enzimas producidas por el páncreas son catalizadores para la digestión. Cuando un páncreas inflamado las obliga a salir hacia el abdomen, empiezan su trabajo en órganos cercanos. Esencialmente, las enzimas digestivas del perro comienzan a romper los tejidos del perro.

La pancreatitis en perros se clasifica como aguda o crónica, y puede ser leve o severa. La pancreatitis aguda canina tiene un inicio súbito, lo que significa que un perro sano puede manifestar signos de pancreatitis rápidamente. En la pancreatitis crónica canina, el comienzo es gradual.

Si es aguda o crónica, la pancreatitis en perros tiende a aparecer con el mismo conjunto de síntomas. Estos síntomas son comunes a otras enfermedades y trastornos caninos, así que los síntomas no son concluyentes. Desafortunadamente, no hay una sola causa definida.


Causas de la pancreatitis en perros

Existe un número de circunstancias que pueden provocar que las enzimas que fluyen naturalmente en el páncreas sean expulsadas al abdomen. Aunque las causas de la pancreatitis en perros son muy difíciles de localizar, existen condiciones bajo las que la pancreatitis se manifiestan con mayor frecuencia. La obesidad y las dietas que contienen alimentos excesivamente grasos son a menudo citados como factores de riesgo.

Los perros que ya tienen enfermedades como diabetes, hipotiroidismo, enfermedad de Cushing o epilepsia parecen tener mayor riesgo de desarrollar pancreatitis. La pancreatitis en perros también puede ser causada por una lesión física externa al abdomen del perro, como ser golpeado o pateado.

Se cree que las razas en riesgo creciente incluyen el Schnauzer Miniatura, Poodle Toy, Cocker Spaniel y ciertas razas de Terrier, como el Yorkshire Terrier. Sin embargo, debido a que las causas de la pancreatitis aun no están totalmente definidas, la segmentación de estas razas en la literatura de medicina veterinaria puede ser anecdótica y tradicional, en lugar de clínica.


Signos de pancreatitis canina

Las causas de la pancreatitis canina no son bien conocidas y los síntomas son también imprecisos. Los síntomas más frecuentemente atribuidos a la pancreatitis en perros incluyen vómitos, dolor abdominal, falta de apetito, pérdida de energía, deshidratación, depresión, diarrea, fiebre y descarga. Un perro con pancreatitis también podría tener un ritmo cardiaco acelerado y dificultad para respirar.

Entre los signos físicos de la pancreatitis en perros, quizá el más notorio sea una tendencia a expresar dolor abdominal colocando su cabeza cerca del suelo y encorvando el cuerpo. Esto se debe a que el páncreas esta goteando enzimas sobre partes del abdomen del perro, tales como el páncreas, el estómago, el hígado o los riñones.


Tratamiento de la pancreatitis en perros

Los síntomas mencionados no son exclusivos de la pancreatitis en perros y pueden ser signos de una infección no relacionada a la pancreatitis canina u otros problemas digestivos. Si su perro empieza a exhibir varios de estos síntomas, debe llevarlo al veterinario inmediatamente. Las causas y los síntomas de la pancreatitis en perros pueden ser difíciles de determinar, no hay una prueba totalmente fiable o infalible que diagnostique la pancreatitis.

Su veterinario puede emplear un número de métodos y pruebas como: examinar físicamente el abdomen, realizar análisis de sangre, realizar a su perro un ultrasonido o rayos x antes de hacer un diagnóstico. Incluso podría ser necesaria una biopsia del páncreas.

Puesto que la pancreatitis en perros no tiene una sola causa, no hay cura definida. La recurrencia es siempre un riesgo. La hospitalización por varios días es a menudo necesaria, durante la cual líquidos intravenosos se utilizan para alimentar al perro mientras que la inflamación en el páncreas desaparece y se restablece el flujo de la enzima. Tiempo de recuperación adicional podría ser necesario si se realiza cualquier cirugía abdominal.


Gestión de la pancreatitis en perros

Aunque los perros pueden recuperarse de incidentes aislados de pancreatitis canina, ya sea aguda o crónica, un caso particularmente grave podría llevar a problemas a largo plazo, como diabetes o insuficiencia pancreática. En esta última condición, un páncreas gravemente dañado no puede producir suficiente cantidad de las enzimas necesarias para digerir y absorber los nutrientes en los alimentos adecuadamente.

Si un perro ha sido diagnosticado con pancreatitis y recibió tratamiento, la regulación de la dieta del perro es el método más comúnmente usado a largo plazo para tratamiento y gestión. Los cambios en la ingesta de alimentos de un perro normalmente requieren una dieta baja en grasa y alta en carbohidratos y fibra.

¡Únete a más de 15,000 usuarios!

Y recibe nuestro boletin con ofertas, noticias y artículos interesantes sobre perros directo a tu email.

venFIDO
Incontinencia en perros por esterilización Leer artículo...
©venFido LLC 2011
Piso 14 Corporativo Arcos Bosques, Col. Bosques de las Lomas 05120, Ciudad de México, México
Perros |  Acerca de venFIDO |  Preguntas Frecuentes |  Condiciones de Uso |  Políticas de Privacidad |  Propiedad Intelectual e Industrial |  Empleos |  Publicidad |  Mapa del Sitio