venFidoShop.com: Alimento, Juguetes y Accesorios Para Tu Perro ¡Comprar Ahora!
Ingresar Registrarse

ACERCA de Perros.

Artículos, curiosidades y consejos útiles
y de interés para los amantes de los perros.

Tratar heridas en las almohadillas de un perro

Tratar heridas en las almohadillas de un perro

Las almohadillas de las patas de un animal son particularmente propensas a las lesiones - debido a que están expuestas a objetos filosos, como vidrios rotos y las temperaturas extremas. Son fáciles de morder y masticar, lo cual es una respuesta común a la incomodidad causada por una lesión, irritación o alergias. Adicional a esto la piel más gruesa en la almohadilla de la pata está constantemente expuesta a las bacterias, la presión y la irritación de los pasos, debido a esto es un lugar difícil de curar.


El tratamiento de una lesión en la almohadilla en el hogar - Limpieza de la herida del perro

Uno de los primeros pasos en el tratamiento de una herida en la pata de un perro implica la limpieza y remoción de escombros de la herida. Pero primero, si el perro tiene una lesión en la uña, esta debe ser tratada antes de continuar. Si es necesario, corte con cuidado la uña rota para ayudar a prevenir el dolor y la irritación adicional. Si las uñas de un perro se rompen en la base, requerirá atención veterinaria.

El siguiente paso para el manejo de una pata herida implica la limpieza de la herida y la remoción de escombros de la plataforma, ya que no es raro que los desechos entren en una herida. Remojar los pies en un baño de agua tibia con sales de Epsom por un período de diez a quince minutos puede servir para suavizar la piel y eliminar los restos. Agitar la pata del perro que presenta la lesión hacia atrás y adelante en el agua puede ayudar a expulsar los desechos sin dolor.

Tras el baño de pies, toallas de papel se pueden utilizar para secar la pata. Los propietarios a continuación, deben examinar la almohadilla de la pata lesionada para asegurarse de que no haya residuos, en caso de que haya retirelos con unas pinzas.

Desinfecte la herida con Betadine para eliminar las bacterias, para disminuir el riesgo de una infección potencialmente dolorosa en la pata del perro. El Betadine debe ser vertido sobre la herida. Deje que el Betadine se seque al aire y mantenga la pata fuera de la tierra. Es mejor evitar el peróxido de hidrógeno, ya que daña el tejido, lo que resulta en una curación más lenta, y otros antisépticos, como el alcohol, el cual irrita y seca la zona de la herida.

Durante los dos primeros días después de la lesión en la pata, aplique ungüento antibiótico para ayudar a prevenir la infección.


Vendajes

Las patas del perro son una de las pocas áreas que son rutinariamente vendadas después de una lesión. Los veterinarios generalmente prefieren dejar las heridas sin cubrir, el vendaje disminuye el flujo de aire a la zona de la herida, dando lugar a las condiciones ideales para el crecimiento de bacterias anaeróbicas. Pero vendar una almohadilla de la pata herida permitirá una menor irritación y mantendrá a la pata libre de residuos.

La gasa enrollada es ideal para vendar una lesión en la almohadilla de la pata. Dos o tres capas de gasa enrollada pueden ser envueltas en un patrón de ocho alrededor de la pata y el tobillo. El vendaje debe ser aplicado de una manera que quede moderadamente ajustado, pero no apretado, un vendaje demasiado apretado disminuirá la circulación e inhibirá la curación.

Para probar que tan ajustado poner el vendaje pongalo en su propio brazo o pierna. Espere diez minutos y si siente alguna sensación de hormigueo o malestar, es necesario aflojarlo.

Las vendas autoadhesivas están disponibles en la sección de primeros auxilios de la farmacia.

Es importante evitar un vendaje grande, debido a que los perros son más propensos a morder y masticar en un vendaje voluminoso. No más de 2-3 capas de gasa deben ser usadas, esto será suficiente para mantener los desechos y las bacterias fuera de la pata herida del perro.


El cuidado de la herida

Para los paseos al aire libre, una envoltura de plástico o una bolsa puede ser colocada sobre la pata lesionada, y se fija con un pedazo de cinta alrededor del tobillo. Esto evitará que se ensucie el vendaje. Además, los paseos deben limitarse a los viajes al baño por lo menos en la primera semana; esto permitirá que la lesión de la almohadilla sane.

La herida se debe lavar con jabón antibacterial, como Dial, dos veces al día. Después de cada lavado, la herida debe ser desinfectada con Betadine y envuelta como se mencionó anteriormente.

Para las mascotas que mastican el vendaje, un collar isabelino se puede comprar en tiendas de mascotas o con un veterinario. Los nuevos collares inflables (se ven como una almohada para el cuello humano) son otra gran opción para evitar que el perro se lama la pata herida.

En los días posteriores a una lesión en la almohadilla de la pata, es importante vigilar la herida para detectar señales de infección, si sigue cojeando o no soporta su peso en esa pata será necesario visitar al veterinario.

¡Únete a más de 15,000 usuarios!

Y recibe nuestro boletin con ofertas, noticias y artículos interesantes sobre perros directo a tu email.

venFIDO
Perros - Vacunas en serie ¿Por qué? Leer artículo...
©venFido LLC 2011
Piso 14 Corporativo Arcos Bosques, Col. Bosques de las Lomas 05120, Ciudad de México, México
Perros |  Acerca de venFIDO |  Preguntas Frecuentes |  Condiciones de Uso |  Políticas de Privacidad |  Propiedad Intelectual e Industrial |  Empleos |  Publicidad |  Mapa del Sitio