venFidoShop.com: Alimento, Juguetes y Accesorios Para Tu Perro ¡Comprar Ahora!
Ingresar Registrarse

ENFERMEDADES y Síntomas.

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
C

Cirrosis y fibrosis hepática

La cirrosis hepática es la formación generalizada (difusa) de tejido cicatricial.

CIRROSIS Y FIBROSIS HEPáTICA

La cirrosis hepática es la formación generalizada (difusa) de tejido cicatricial, asociado con nódulos o masas regenerativas y la alteración de la arquitectura hepática. La fibrosis del hígado, por otra parte, involucra la formación de tejido cicatricial que reemplaza el tejido normal del hígado. Esta condición puede ser hereditaria o adquirida. Las razas especialmente susceptibles a una inflamación a largo plazo (crónica) del hígado, condición conocida como hepatitis crónica, incluyen: Doberman, Cocker Spaniel, Labrador Retriever.

CIRROSIS Y FIBROSIS HEPáTICA - SÍNTOMAS

- Convulsiones
- Ceguera
- Acumulación de líquido en el abdomen
- Falta de energía
- Pérdida de apetito (anorexia)
- Mala condición corporal
- Vómitos
- Diarrea
- Constipación
- Heces negras y oscuras debido a la presencia de sangre digerida
- Aumento de la sed
- Aumento de la micción
- Coloración amarillenta de las encías y otros tejidos corporales
- Posible tendencia a sangrar (poco común)
- Lesiones cutáneas con inflamación superficial y ulcerativa (dermatitis superficial necrótica)

CIRROSIS Y FIBROSIS HEPáTICA - CAUSAS

- Lesión hepática a largo plazo (crónica)
- Enfermedad inflamatoria del intestino a largo plazo (crónica)
- Lesión hepática producida por medicamentos o toxinas medicamentos para controlar las convulsiones (anticonvulsivantes), medicamentos de azole para tratar las infecciones fúngicas, medicamentos para tratar los parásitos intestinales (oxibendazole), antibióticos (trimetropim. Sulfametoxazole) antiinflamatorios no esteroidales (AINEs), toxinas transmitidas por el alimento a largo plazo (aflatoxinas).

CIRROSIS Y FIBROSIS HEPáTICA - DIAGNÓSTICO

Su veterinario realizará un examen físico detallado de su perro, tomando en cuenta el historial de salud, los síntomas y posibles incidentes que hayan precipitado esta condición. Realizará un hemograma completo, un perfil bioquímico, un panel de electrolitos y un urianalisis para descartar otras causas de enfermedad.

Un aspirado con una aguja fina debe tomarse desde el hígado para enviar una muestra al laboratorio para un análisis citológico. Una biopsia hepática tomada vía laparoscopía también puede ser necesaria para realizar un diagnóstico definitivo.

CIRROSIS Y FIBROSIS HEPáTICA - TRATAMIENTO

Los pacientes con signos mínimos pueden ser tratados sin hospitalización si están comiendo normalmente. Los pacientes con signos más severos deben ser hospitalizados, dándoles fluido terapia si es necesario y alimentándolos con un tubo insertado en el esófago si muestran signos de anorexia. Los electrolitos pueden ser suministrados con la fluidoterapia y algunos pacientes responderán bien a vitaminas del complejo B.

Si hay acumulación de fluido en el abdomen, el fluido deberá ser muestreado y removido y se debe restringir el sodio en la dieta hasta que la causa de la acumulación haya sido resuelta.

Los perros que muestran signos de encefalopatía hepática (acumulación de amonio en la sangre causando signos neurológicos) deben tener la comida restringida, al igual que los perros que están vomitando o sufriendo de inflamación pancreática. Para la encefalopatía hepática, los perros deben tomar proteína de soya o proteína láctea en combinación con tratamiento médico para aumentar la tolerancia al nitrógeno. Estos pacientes deben recibir una cantidad específica de porciones de proteínas para nivelar su disfunción hepática. Los niveles de albumina deben ser mantenidos.

Si se está considerando la cirugía en estos pacientes, se debe realizar un perfil de coagulación, ya que los pacientes con un tiempo de coagulación más largo tendrán una mayor chance de hemorragias, incluso en cirugías pequeñas.

CIRROSIS Y FIBROSIS HEPáTICA - VIDA Y GESTIÓN

Su veterinario programará controles regulares para evaluar a su perro. En estas visitas, se realizarán exámenes de sangre, incluyendo el monitoreo de los ácidos biliares totales en el suero. Su veterinario también observará la condición corporal de su perro y observará la condición corporal de su perro y si se está acumulando líquido en el abdomen. Contacte a su veterinario si el abdomen de su perro está más grande de lo normal, si se está comportando de forma extraña o parece que está perdiendo peso.

¡Únete a más de 15,000 usuarios!

Y recibe nuestro boletin con ofertas, noticias y artículos interesantes sobre perros directo a tu email.

©venFido LLC 2011
Piso 14 Corporativo Arcos Bosques, Col. Bosques de las Lomas 05120, Ciudad de México, México
Perros |  Acerca de venFIDO |  Preguntas Frecuentes |  Condiciones de Uso |  Políticas de Privacidad |  Propiedad Intelectual e Industrial |  Empleos |  Publicidad |  Mapa del Sitio