Atención a clientes: +52 (55) 4631 1095
Ingresar Registrarse

ENFERMEDADES y Síntomas.

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
E

Esofagitis en perros

Los perros jóvenes que nacen con anormalidades congénitas del esófago tienen un mayor riesgo de esofagitis.

ESOFAGITIS EN PERROS

El reflujo gastrointestinal, o reflujo de ácido, es una de las causas más comunes de la esofagitis, el término se aplica a la inflamación del esófago en perros. El reflujo ácido es el resultado del paso de los ácidos del estómago al canal de esófago, causando irritación en el revestimiento del tejido del esófago (el tubo muscular que transporta la comida por debajo de la cavidad de la boca hasta el estómago).

Los perros jóvenes que nacen con anormalidades congénitas del esófago tienen un mayor riesgo de esofagitis. Los perros mayores que están siendo tratados con anestesia para una cirugía, o para otras razones, también pueden desarrollar esta condición. Una de las complicaciones más importantes de la esofagitis es la neumonía por aspiración, que se produce debido a la entrada de partículas de alimentos o gotas de líquido a los pulmones.

ESOFAGITIS EN PERROS - SÍNTOMAS

Regurgitación (regreso de los alimentos u otros contenidos de la parte posterior del esófago o del estómago por la boca)
Aumento de los movimientos para tragar
Dolor al tragar
Aumento de las secreciones que salen de la boca
Dificultad para tragar
El perro puede llorar al tragar los alimentos
El perro puede extender su cabeza y el cuello durante la deglución
Incapacidad para ingerir alimentos
Renuencia a moverse o descansar
Falta de apetito
Pérdida de peso
Tos
Fiebre
El perro puede sentir dolor si se le toca el cuello o esófago
Síntomas más pronunciados se desarrolla una neumonía

ESOFAGITIS EN PERROS - CAUSAS

Reflujo del contenido gástrico y/o intestinal (el reflujo de líquidos hacia el esófago)
Ingestión accidental de sustancias químicas irritantes
Infecciones
Después de la cirugía del esófago, a menudo debido al paso de la sonda de alimentación a través del esófago
Vómitos crónicos
Cuerpo extraño que se queda en el esófago
Retención de las píldoras o las cápsulas ingeridas en el esófago

ESOFAGITIS EN PERROS - DIAGNÓSTICO

Su veterinario examinará a su perro a fondo después de tomar un historial completo de su salud. Usted tendrá que darle a su veterinario tanta información como sea posible sobre la salud de su perro, incluyendo el inicio de los síntomas y las posibles incidencias que puedan haber precedido a esta condición.
Las pruebas de laboratorio de rutina incluyen un recuento sanguíneo completo, perfil bioquímico y un análisis de orina, aunque estas pruebas suelen entregar resultados normales en estos pacientes. Sin embargo, en los casos de neumonía, se puede observar cambios relacionados con una infección en los resultados de laboratorio. Los estudios radiológicos, incluyendo rayos X o ecografía, pueden ayudar en el diagnóstico de esofagitis. Un tipo avanzado de radiografía llamada radiografía con contraste de bario puede revelar cambios en el esófago debido a la inflamación. En la radiografía de contraste de bario, se administra sulfato de bario por vía oral al perro. Las partículas son suspendidas en el esófago, por lo que el canal del esófago es más fácil de visualizar en la radiografía.

La endoscopia también es una opción para el diagnóstico en estos pacientes y a menudo es un procedimiento más fiable para el diagnóstico de esofagitis. La endoscopia es una herramienta interna de diagnóstico que utiliza un endoscopio, un tubo rígido, pero flexible, equipado con una cámara y métodos para la recolección de muestras de tejido, que puede ser insertado en una cavidad hueca, como el esófago. Usando este método, su veterinario puede mirar directamente hacia el esófago con el fin de inspeccionar visualmente, tomar fotos, y tomar una muestra para biopsia.

La endoscopia también se puede utilizar para extraer un cuerpo extraño, si es necesario.

ESOFAGITIS EN PERROS - TRATAMIENTO

Si el reflujo gastrointestinal es la causa de la esofagitis, su veterinario tratará la causa y los síntomas para reducir su cantidad y frecuencia, y también para evitar que el esófago se estreche en respuesta al estrés y el trauma.

Si su perro presenta un caso de esofagitis leve puede ser tratado como paciente externo y es probable que no necesite ser internado en el hospital. Sin embargo, si su perro está sufriendo de complicaciones como neumonía, tendrá que ser admitido en un hospital para recibir cuidados intensivos y tratamiento. Para los pacientes que sufren de deshidratación se requerirá fluidoterapia, y el oxígeno se suplementará hasta que la respiración de su perro haya mejorado y esté fuera de peligro. Los antibióticos serán necesarios para tratar la neumonía en pacientes afectados en ciertas ocasiones.

ESOFAGITIS EN PERROS - VIDA Y GESTIÓN

Su veterinario puede recomendar retirar el agua y la comida por unos días. Mientras que su perro se está recuperando, hay varios métodos para alimentarlo, incluyendo la nutrición por vía intravenosa.

Cuando su perro sea capaz de ingerir alimentos nuevamente, es altamente recomendable un alimento suave, sabroso y nutritivo. Los exámenes de seguimiento de la evolución son una parte importante del cuidado posterior, y usualmente se realizan exámenes de endoscopia para verificar que el esófago se esté curando correctamente. El pronóstico para los animales afectados es bueno si la esofagitis es reconocida y tratada con prontitud y de manera agresiva. Sin embargo, si la condición ha progresado hasta el punto de que se ha formado una estenosis (estrechamiento) en el esófago, el pronóstico es generalmente muy pobre.

¡Únete a más de 15,000 usuarios!

Y recibe nuestro boletin con ofertas, noticias y artículos interesantes sobre perros directo a tu email.

©venFido LLC 2011
Piso 14 Corporativo Arcos Bosques, Col. Bosques de las Lomas 05120, Ciudad de México, México
Perros |  Acerca de venFIDO |  Preguntas Frecuentes |  Condiciones de Uso |  Políticas de Privacidad |  Propiedad Intelectual e Industrial |  Empleos |  Publicidad |  Mapa del Sitio