Atención a clientes: +52 (55) 4631 1095
Ingresar Registrarse

ENFERMEDADES y Síntomas.

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
H

Hernia discal, lesiones en la espalda y espasmos musculares en perros

Enfermedad del disco intervertebral (IVDD) en perros.

HERNIA DISCAL, LESIONES EN LA ESPALDA Y ESPASMOS MUSCULARES EN PERROS

La enfermedad de disco intervertebral (IVDD) es una condición donde los discos de amortiguación entre las vértebras de la columna se hinchan o bien estallan (herniarse) afectando la médula espinal. Como consecuencia, los discos presionan los nervios que atraviesan la médula espinal causando dolor, daño nervioso, e incluso parálisis.

Dentro de las razas de perros que están predispuestas a IVDD se incluyen el dachshund, beagle, basset hound, y shih tzu.

HERNIA DISCAL, LESIONES EN LA ESPALDA Y ESPASMOS MUSCULARES EN PERROS - SÍNTOMAS

Los discos intervertebrales son básicamente los amortiguadores de la columna vertebral, están compuesto por una sustancia gelatinosa y rodeados por una gruesa capa externa. Hay dos tipos de hernia discal en perros: Tipo I y Tipo II, de los cuales el Tipo II en general tiene signos y síntomas menos severos.

Los síntomas de IVDD pueden incluir:

*Falta de voluntad para caminar
*Dolor y debilidad en las patas traseras (cojera)
*Llanto de dolor
*Comportamiento ansioso
*Espasmos musculares en la espalda o el cuello
*Espalda encorvada o músculos tensos en el cuello
*Reducción del nivel de apetito y la actividad
*Pérdida de control de la vejiga y / o de esfínteres (incontinencia urinaria y fecal, respectivamente)

HERNIA DISCAL, LESIONES EN LA ESPALDA Y ESPASMOS MUSCULARES EN PERROS - CAUSAS

En el tipo I, que es más común en razas más pequeñas, los discos en la región del cuello desarrollan un endurecimiento (o calcificación) de la capa externa. Esto daña el disco, lo que le permite romperse más fácil. Cualquier impacto contundente como saltar y aterrizar puede causar que uno o varios disco (s) estallen y derramen el material interior, haciendo presión sobre la médula espinal. Con el tipo II surge una hernia, durante un largo período de tiempo los discos se endurecen y se vuelven fibrosos, eventualmente se rompen, sobresalen, y comprimen la médula espinal.

Cuando los nervios de la médula espinal se comprimen, los impulsos nerviosos no son capaces de transmitir señales a su destino final en las extremidades, la vejiga, etc. Si el daño es lo suficientemente grave, la parálisis y la pérdida de control del intestino y la vejiga pueden ocurrir. Dependiendo de la ubicación del disco dañado, los signos pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo desde el cuello hasta las patas traseras.

HERNIA DISCAL, LESIONES EN LA ESPALDA Y ESPASMOS MUSCULARES EN PERROS - DIAGNÓSTICO

El examen incluirá un examen neurológico completo, el cual ayudará a identificar en que lugar de la columna vertebral se encuentra la lesión. Los rayos X pueden mostrar el área anormal en la columna vertebral. Sin embargo, debido a que la médula espinal no aparece en las radiografías, son necesarias imágenes especiales para localizar el origen de la lesión.

En un mielograma, se inyecta un tinte especial en la espina dorsal, que rodea la médula espinal y le permite aparecer en las radiografías. Esta prueba requiere que el animal sea anestesiado. En algunos casos, la realización de nuevas pruebas, como un MRI (imágenes por resonancia magnética) o TC (tomografía computarizada) se puede también utilizar para localizar donde se pellizcan los nervios, lo cual es necesario para la reparación quirúrgica.

HERNIA DISCAL, LESIONES EN LA ESPALDA Y ESPASMOS MUSCULARES EN PERROS - TRATAMIENTO

Dependiendo de la severidad de los daños a la médula espinal, el tratamiento puede variar de conservador a quirúrgico. El tratamiento conservador generalmente incluye el tratamiento con medicamentos como los esteroides y antiinflamatorios para reducir la inflamación de la médula y el dolor. El perro también debe mantenerse confinado en una jaula o caja hasta por seis semanas para evitar mayores daños. Después de un período de reposo, puede regresar gradualmente a sus actividades normales.

Si el daño es demasiado grave y el perro está paralizado o sufre incontinencia, un tratamiento conservador puede no ser suficiente. En estos casos, la cirugía de emergencia es necesaria para abrir el espacio. Esto se hace mediante la eliminación de una porción de las vértebras óseas en la médula espinal (laminectomía). Sin embargo, incluso después de la cirugía, el perro no podrá recuperarse por completo.

La mayoría de los animales con IVDD tiene espasmos en los músculos de la espalda. El tratamiento de este síntoma suele incluir técnicas de calor y medicamentos junto con masaje. Los medicamentos usados comúnmente incluyen el diazepam y el metocarbamol. El diazepam es un relajante muscular que también se utiliza en tratamiento de convulsiones para calmar a un animal. EL Methocarbamol es otro relajante muscular eficaz en el tratamiento de espasmos musculares causados por IVDD. Actúa directamente sobre el sistema nervioso en lugar de en los propios músculos.

HERNIA DISCAL, LESIONES EN LA ESPALDA Y ESPASMOS MUSCULARES EN PERROS - VIDA Y GESTIÓN

Muchos de los perros que tiene un caso de leve a moderado de IVDD tendrán sensibilidad en las piernas y podrían caminar de nuevo. Además, aquellos que se someten a cirugía tienen una mejor oportunidad de recuperación si se atienden poco después del diagnóstico inicial. Otros se recuperan, pero tienen episodios posteriores con IVDD.

La rehabilitación de los animales después de la cirugía es importante para ayudarlos a recuperar sus funciones y acelerar la recuperación. La calidad de vida de estos animales puede ser buena si se les dan los cuidados de enfermería adecuados. A pesar de esto, algunos perros necesitan un carro especial (como una silla de ruedas para mascotas) para que sean móviles y activos de nuevo.

HERNIA DISCAL, LESIONES EN LA ESPALDA Y ESPASMOS MUSCULARES EN PERROS - PREVENCIÓN

Las razas que están predispuestas a esta enfermedad, deben mantenerse en un peso adecuado, esto les ayudará a reducir la presión sobre la columna vertebral y el cuello. Se recomienda caminar con un arnés para eliminar el estrés en el cuello, sobre todo si el perro tiende a tirar de la correa. Es recomendable establecer escaleras o rampas para subirse a los muebles y camas, así como una dieta de calidad para mantener una salud óptima.

Debido a la naturaleza congénita de esta enfermedad, su veterinario le recomendará no criar perros con IVDD.

¡Únete a más de 15,000 usuarios!

Y recibe nuestro boletin con ofertas, noticias y artículos interesantes sobre perros directo a tu email.

©venFido LLC 2011
Piso 14 Corporativo Arcos Bosques, Col. Bosques de las Lomas 05120, Ciudad de México, México
Perros |  Acerca de venFIDO |  Preguntas Frecuentes |  Condiciones de Uso |  Políticas de Privacidad |  Propiedad Intelectual e Industrial |  Empleos |  Publicidad |  Mapa del Sitio