Atención a clientes: +52 (55) 4631 1095
Ingresar Registrarse

ENFERMEDADES y Síntomas.

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
P

Protrusión del recto y el ano en perros

Prolapso rectal y anal en perros

PROTRUSIóN DEL RECTO Y EL ANO EN PERROS

El recto es la región terminal del intestino grueso, el ano actúa como una extensión del recto, permitiendo que los residuos digestivos abandonen el cuerpo. El prolapso anal o rectal es una condición en la cual una o más capas del recto se desplazan a través del ano, la abertura que permite que los residuos digestivos abandonen el cuerpo. Puede ser causada por una variedad de factores, incluyendo trastornos del sistema digestivo, urinario o genital.

Aunque los perros de cualquier sexo, edad, o raza pueden ser afectada por esta condición, los que presentan infecciones virales o de gusanos se encuentran en mayor riesgo.

PROTRUSIóN DEL RECTO Y EL ANO EN PERROS - SÍNTOMAS

El prolapso rectal ocurre cuando todas las capas de tejido anal / rectal, junto con el revestimiento del recto, sobresalen por la abertura anal. Por su parte, la protrusión única de la mucosa rectal a través del orificio anal externo, se denomina prolapso anal.

Los perros con prolapso rectal demuestran un gran esfuerzo al expulsar las heces (o defecar). En un prolapso incompleto, una pequeña porción de la mucosa del recto será visible durante la excreción, tras lo cual se desplomará. En un prolapso completo, habrá una masa persistente de tejido que sobresale por el ano. En las fases crónicas de prolapso completo, este tejido puede ser de color negro o azul en apariencia.

PROTRUSIóN DEL RECTO Y EL ANO EN PERROS - CAUSAS

Un perro puede desarrollar prolapso rectal o anal si existe distención al momento de expulsar las heces, o si se somete a una cirugía del órgano digestivo inferior. Otros factores que contribuyen a estas dos condiciones son:

*Trastornos del sistema digestivo que causan diarrea, esfuerzo al expulsar las heces, la presencia de gusanos u otros parásitos en el sistema digestivo, y la inflamación del intestino delgado o grueso
*Trastornos de los sistemas urinario y genital, como la inflamación o agrandamiento de la próstata, la inflamación de la vejiga, cálculos urinarios, y el trabajo de parto anormal o durante el proceso
*El estreñimiento crónico, presencia de protuberancias en forma de saco en el intestino, tumor rectal o anal, o desviación del recto de su posición habitual

PROTRUSIóN DEL RECTO Y EL ANO EN PERROS - DIAGNÓSTICO

Su veterinario llevará a cabo un examen físico completo de su perro, incluyendo un perfil químico de sangre y un conteo sanguíneo completo. Los resultados generalmente muestran un rendimiento normal, aunque puede haber un alto nivel de células blancas de la sangre, similar a lo observado cuando hay una infección. Una prueba de las muestras de heces puede revelar la presencia de parásitos.

Otro empleo de métodos diagnósticos incluyen rayos X o ecografía de la zona abdominal, que pueden demostrar una próstata grande, cuerpos extraños, engrosamiento de las paredes de la vejiga o cálculos renales.
Su médico realizará un tacto rectal para palpar masas de tejido desplazado. Durante el examen patológico (por biopsia), el tejido puede estar hinchado, sangrar y supurar cuando se corte. Si estuviera muerto, el tejido tendrá un aspecto púrpura oscuro o negro y con sangre azulada al corte.

PROTRUSIóN DEL RECTO Y EL ANO EN PERROS - TRATAMIENTO

Si su perro tiene una infección bacteriana o viral concurrente, o una infestación parasitaria, su veterinario primero tendrá que tratarla con medicamentos apropiados como antibióticos o antiparasitarios. Una vez que la causa del prolapso se haya identificado y se trate, su veterinario primero tendrá que disminuir la hinchazón y devolver el tejido desplazado a su lugar dentro del ano del perro.

Esto se puede hacer manualmente mediante la realización de un masaje suave en la zona, o mediante el uso de geles lubricantes o agentes tópicos (por ejemplo, una solución de dextrosa al 50 por ciento), que ayudan en la reducción de la hinchazón. Un agente anestésico puede ser administrado para aliviar el dolor y el malestar.

A continuación, su veterinario puede optar por suturar en su lugar el tejido que sobresale y evitar la repetición de un prolapso. Las suturas tipo bolso son la opción más adecuada en este procedimiento, y los puntos se dejan lo suficientemente flojos como para dejar espacio para la excreción.

Si el trastorno se encuentra en un lugar más profundo dentro del conducto rectal del perro, el intestino puede requerir reparación quirúrgica.

PROTRUSIóN DEL RECTO Y EL ANO EN PERROS - VIDA Y GESTIÓN

Hay que estar pendiente de las recurrencias del tejido prolapsado, especialmente si la causa subyacente no se eliminó. Verifique el sitio en el que el perro fue operado durante los primeros cinco o siete días, ya que hay posibilidad de una ruptura y que se vuelva a abrir, en especial cuando el perro defeca.

Después de la cirugía, también existe la posibilidad de que su perro pueda perder el control sobre su vejiga e intestino, y tener "accidentes" involuntarios. Su mascota puede sufrir estés cuando hay un "accidente". Asegurarse de que su perro tenga la comodidad de salir para evitar cualquier accidente o estrés relacionado.

¡Únete a más de 15,000 usuarios!

Y recibe nuestro boletin con ofertas, noticias y artículos interesantes sobre perros directo a tu email.

©venFido LLC 2011
Piso 14 Corporativo Arcos Bosques, Col. Bosques de las Lomas 05120, Ciudad de México, México
Perros |  Acerca de venFIDO |  Preguntas Frecuentes |  Condiciones de Uso |  Políticas de Privacidad |  Propiedad Intelectual e Industrial |  Empleos |  Publicidad |  Mapa del Sitio