Atención a clientes: +52 (55) 4631 1095
Ingresar Registrarse

ENFERMEDADES y Síntomas.

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
R

Rabia en perros

La rabia es una grave polioencefalitis viral que afecta específicamente la materia gris del cerebro del perro y su sistema nervioso central.

RABIA EN PERROS

La rabia es una grave, y a menudo mortal, polioencefalitis viral que afecta específicamente la materia gris del cerebro del perro y su sistema nervioso central (SNC). La forma primaria de transmisión es el virus de la rabia, que se transmite por la mordedura de un portador de la enfermedad: zorros, mapaches, zorrillos y murciélagos. Las partículas infecciosas del virus se conservan en las glándulas salivales de un animal rabioso y es más fácil difundir el virus a través de su saliva.

Una vez que el virus entra en el cuerpo del perro, éste se replica en las células de los músculos, y luego se extiende a las fibras nerviosas más cercanas, incluyendo todos los nervios periféricos, sensitivos, y motores, viajando desde allí al SNC a través de fluidos dentro de los nervios. El virus puede tardar hasta un mes para desarrollarse, pero una vez que los síntomas han comenzado, el virus progresa rápidamente.

Esta infección inflamatoria también tiene características zoonóticos y por lo tanto puede ser transmitida a seres humanos.

RABIA EN PERROS - SÍNTOMAS

Hay dos formas de rabia: paralítica y furiosa. En la etapa inicial (prodomal), los síntomas de la infección por rabia, van a mostrar sólo signos leves de alteraciones del SNC en el perro. Esta etapa tendrá una duración de uno a tres días. La mayoría de los perros, pasarán a la etapa furiosa o la fase paralítica, o una combinación de las dos, mientras que otros sucumben a la infección sin mostrar ningún síntoma importante.

La rabia furiosa se caracteriza por cambios extremos de comportamiento, incluyendo agresión abierta y comportamiento de ataque. La rabia paralítica, también conocida como rabia muda, se caracteriza por debilidad y pérdida de coordinación, seguida de parálisis.

Se trata de un virus de rápida evolución. Si no es tratado inmediatamente después de que los síntomas hayan comenzado, el pronóstico es malo. Por lo tanto, si su perro ha estado en una pelea con otro animal, o ha sido mordida o rasguñada por otro animal, o si tiene alguna razón para sospechar que su mascota ha estado en contacto con un animal rabioso (incluso si su mascota ha sido vacunados contra el virus), debe llevar de inmediato a su perro con un veterinario para darle atención preventiva.

Los siguientes son algunos de los síntomas que puede ver en su perro:

*Pica (comer o lamer sustancias no nutritivas y poco usuales)
*Fiebre
*Convulsiones
*Parálisis
*Hidrofobia
*La mandíbula se cae
*Incapacidad para tragar
*Cambio en el tono del ladrido
*La falta de coordinación muscular
*Timidez o agresividad insólitas
*Excitabilidad excesiva
*Irritabilidad constante y cambios de actitud y comportamiento
*Parálisis en la mandíbula y la laringe
*Salivación excesiva (sialorrea), o salivación espumosa

RABIA EN PERROS - CAUSAS

El virus de la rabia es un solo virus ARN del género Lyssavirus, de la familia Rhabdoviridae. Se transmite a través del intercambio de sangre o saliva de un animal infectado, y muy rara vez a través de la inhalación de los gases que escapan de la descomposición de los cadáveres de animales infectados. Contraer el virus de esta manera es raro pero puede ocurrir, a menudo en cuevas con grandes poblaciones de murciélagos, donde el virus está muy extendido. Esto puede ser una preocupación para perros de caza.

RABIA EN PERROS - DIAGNÓSTICO

Si usted sospecha que su perro tiene rabia, llame a su veterinario inmediatamente. Si es posible introdúzcalo en una jaula y llévelo usted mismo, de otra manera habrá que someter a su perro, y llevarlo a un veterinario para ser puesto en cuarentena. Si su mascota se comporta violentamente, o está tratando de atacar, y siente que está en riesgo de ser mordido o arañado, debe comunicarse con el control de animales para que atrapen a su perro por usted.

Su veterinario mantendrá a su perro en cuarentena en una jaula cerrada durante 10 días. Este es el único método aceptable para confirmar sospechas de una infección por rabia.
La rabia se puede confundir con otras afecciones que causan comportamiento agresivo, por lo que un análisis de laboratorio de sangre debe realizarse para confirmar la presencia del virus. Sin embargo, la prueba de sangre para identificar el virus no es un procedimiento veterinario.

El diagnóstico en los EE.UU. se realiza mediante una prueba directa post-mortem de anticuerpos de fluorescencia, realizadas por un laboratorio aprobado por el estado para el diagnóstico de la rabia. Si su perro se muere, su veterinario recogerá muestras de líquido, o mientras que esté en cuarentena y comience a mostrar señales progresivas de rabia, en cuyo caso, su veterinario tendrá la opción de poner a su perro a dormir (o practicar la eutanasia).

RABIA EN PERROS - TRATAMIENTO

Si su perro ha sido vacunado contra la rabia, proporcione la prueba de la vacunación a su veterinario. Si alguien entra en contacto con la saliva del perro, o fue mordido por su perro, infórmelos para recibir tratamiento médico inmediatamente. Por desgracia, la rabia es siempre mortal para los animales no vacunados, por lo general ocurren dentro de 7 a 10 días después de que los primeros síntomas comenzaron.

Si el diagnóstico de la rabia se confirma será necesario informar de su caso al departamento de salud local. Un perro sin vacunar que fue mordido o expuesto a un animal rabioso debe estar en cuarentena durante un máximo de seis meses, de acuerdo con las regulaciones locales y estatales. Un animal vacunado que ha mordido o arañado un ser humano, por el contrario, debe ser puesto en cuarentena y darle seguimiento durante 10 días.

RABIA EN PERROS - VIDA Y GESTIÓN

Desinfecte cualquier área que pudiera estar infectada (especialmente con saliva) con una dilución de 1:32 (4 oz por galón) de solución de cloro para inactivar el virus manera rápida. No permita que nadie entre en contacto con la saliva de su perro.

Si su perro se ha tragado un objeto, no meta las manos en su boca sin tomar precauciones. La saliva puede entrar en su piel a través de un arañazo accidental, que lo pone en riesgo de contraer el virus.

¡Únete a más de 15,000 usuarios!

Y recibe nuestro boletin con ofertas, noticias y artículos interesantes sobre perros directo a tu email.

©venFido LLC 2011
Piso 14 Corporativo Arcos Bosques, Col. Bosques de las Lomas 05120, Ciudad de México, México
Perros |  Acerca de venFIDO |  Preguntas Frecuentes |  Condiciones de Uso |  Políticas de Privacidad |  Propiedad Intelectual e Industrial |  Empleos |  Publicidad |  Mapa del Sitio