venFidoShop.com: Alimento, Juguetes y Accesorios Para Tu Perro ¡Comprar Ahora!
Ingresar Registrarse

ENFERMEDADES y Síntomas.

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
R

Reducción de la actividad estomacal en perros

Estasis gástrica en perros. Cuando el estómago es interrumpido en su funcionamiento normal, puede resultar en una condición conocida como estasis.

REDUCCIóN DE LA ACTIVIDAD ESTOMACAL EN PERROS

Cuando el estómago es interrumpido en su funcionamiento normal, puede resultar en una condición conocida como estasis. La estasis es cuando el estómago retarda las contracciones, e incluso puede dejar de funcionar por completo. Esto conduce a la hinchazón y a la acumulación de gases en el estómago, que para un animal puede ser una condición incómoda. Las interrupciones en el funcionamiento del estómago de un perro pueden ser causadas por varias condiciones.

REDUCCIóN DE LA ACTIVIDAD ESTOMACAL EN PERROS - SÍNTOMAS

Los principales síntomas de estasis en perros son los siguientes:

*Dolor en el estómago (abdomen)
*Hinchazón (distensión)
*Ruidos del estómago (borborhygmus)
*Vómitos
*Disminución del apetito
*Pérdida de peso

REDUCCIóN DE LA ACTIVIDAD ESTOMACAL EN PERROS - CAUSAS

Cuando el movimiento (motilidad) del estómago disminuye o se detiene, hay muchas cosas a considerar como posibles causas. Los problemas con el propio estómago y su capacidad de contracción son causas raras de inmovilización, pero ocurren. Estos tipos de problemas son poco comunes en los animales jóvenes.

Los signos y síntomas de estancamiento son generalmente el resultado de un problema subyacente que causa que el estómago deje de funcionar. Estos problemas pueden incluir:

*Úlceras en el estómago
*Cáncer de estómago
*Medicamentos
*Estrés, dolor, o trauma
*Infección del estómago o los intestinos (gastritis, enteritis)
*Obstrucciones o bloqueos en el estómago o el intestino
*Cirugía que afecta el intestino o el estómago
*Trastornos metabólicos del cuerpo (anemia, hipotiroidismo, acidosis)
*Distensión y movimiento repentino en el estómago (síndrome de dilatación-vólvulo gástrico o GDV)
*Esófago ampliado (megaesófago)

REDUCCIóN DE LA ACTIVIDAD ESTOMACAL EN PERROS - DIAGNÓSTICO

Su veterinario hará pruebas de rutina para descartar cualquier posible causa de los vómitos. Las pruebas básicas incluyen un examen físico, un hemograma completo, un perfil bioquímico de la sangre, un examen orina, un examen de heces, y rayos-X. Si es necesario, puede ser utilizada una técnica de imagen especial llamada estudio de contraste. Este estudio implica dar al perro una dosis oral de material líquido (bario) que aparece en las radiografías. Las películas son tomadas en diferentes etapas para examinar el paso del bario a través del cuerpo.

Si los exámenes de rutina menos invasivos no apuntan al problema pueden ser necesario aplicar pruebas especializadas. En algunos casos, se puede utilizar un tubo flexible con una cámara (endoscopio) para examinar el estómago y el intestino. Esta prueba requiere que el animal sea sometido a anestesia. Una pequeña muestras de tejido (biopsia) se puede tomar para pruebas de microscopio. Estas muestras ayudaran a descartar enfermedades graves en el estómago, tales como el cáncer.

REDUCCIóN DE LA ACTIVIDAD ESTOMACAL EN PERROS - TRATAMIENTO

La mayoría de los pacientes pueden ser tratados en casa con cambios en la dieta. Generalmente se prescriben alimentos bajos en grasa y alimentos bajos en fibra en una consistencia semi-líquida o líquida. La alimentación en cantidades pequeñas se debe dar con frecuencia. En muchos casos de trastornos de la motilidad del estómago, los cambios por sí solos en la dieta mejoran el problema. En los casos de vómitos y deshidratación grave, los perros deben ser hospitalizados y tratados con los líquidos y electrolitos por vía intravenosa (IV). Dependiendo de la enfermedad subyacente, la cirugía puede estar indicada para corregir el problema (por ejemplo, GDV o cáncer).

En animales con problemas a largo plazo un tratamiento farmacológico puede ayudar a aumentar las contracciones del músculo y permitir el movimiento de materiales fuera del estómago. Los dos principales fármacos utilizados en el tratamiento de la inmovilización son la metoclopramida y la cisaprida. La metoclopramida es un medicamento oral con propiedades anti-vómicas que se da 30 a 45 minutos antes de la alimentación. Entre los efectos reversibles secundarios que pueden ocurrir con este medicamento, se incluyen cambios de comportamiento, depresión, o hiperactividad.

La cisaprida es un medicamento oral que también se da alrededor de 30 minutos antes de las comidas. Estimula la motilidad y ha demostrado ser más efectivo que la metoclopramida. La cisaprida no causa los mismos efectos secundarios del sistema nervioso, sin embargo, puede causar vómitos, diarrea, y depresión. Este medicamento ha sido limitado debido a los efectos secundarios en seres humanos, pero puede ser obtenido por los veterinarios a través de farmacias especiales.

Otros medicamentos que se pueden utilizarse para promover el vaciamiento gástrico y estimular la movilidad en perros incluyen: eritromicina, claritromicina, domperidona, rantidine, y nizatidina.

REDUCCIóN DE LA ACTIVIDAD ESTOMACAL EN PERROS - VIDA Y GESTIÓN

Los perros que no tienen una condición subyacente que cause la inmovilización del estómago por lo general responden bien a la dieta y al tratamiento farmacológico. Los que no responden a la terapia deben ser examinados más ampliamente por una posible obstrucción. En algunos casos, un perro afectado tendrá que apegarse a cambios de medicación y conservar una dieta a largo plazo.

¡Únete a más de 15,000 usuarios!

Y recibe nuestro boletin con ofertas, noticias y artículos interesantes sobre perros directo a tu email.

©venFido LLC 2011
Piso 14 Corporativo Arcos Bosques, Col. Bosques de las Lomas 05120, Ciudad de México, México
Perros |  Acerca de venFIDO |  Preguntas Frecuentes |  Condiciones de Uso |  Políticas de Privacidad |  Propiedad Intelectual e Industrial |  Empleos |  Publicidad |  Mapa del Sitio