venFidoShop.com: Alimento, Juguetes y Accesorios Para Tu Perro ¡Comprar Ahora!
Ingresar Registrarse

ENFERMEDADES y Síntomas.

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
R

Reflujo gastroesofágico

El reflujo Gastroestofágico, es una enfermedad caracterizada por la devolución incontrolable de los fluidos intestinales, hacia el tubo que conecta la garganta y el estomago (esófago).

REFLUJO GASTROESOFáGICO

El reflujo Gastroestofágico, es una enfermedad caracterizada por la devolución incontrolable de los fluidos intestinales, hacia el tubo que conecta la garganta y el estomago (esófago). Esto puede deberse a la breve relajación de la apertura muscular en la base del esófago (llamado esfínter), además de los vómitos crónicos. El reflujo gastroesofágico es muy común en perros, y puede ocurrir a cualquier edad, aunque los perros jóvenes están en mayor riesgo de padecerlo.

Los ácidos gástricos, la pepsina, sales biliares y otros componentes de los jugos gastrointestinales causan daño al mucus protector que recubre el esófago. Esto puede resultar en la inflamación del esófago (esofagitis).

Esta condición puede afectar a perros y gatos.

REFLUJO GASTROESOFáGICO - SÍNTOMAS

El reflujo gastroesofágico puede causar esofagitis con varios tipos de daño. La esofagitis leve está limitada a una inflamación leve del revestimiento esofágico, mientras que la esofagitis ulcerativa severa causa daño a las capas más profundas del esófago.

El historial de comportamiento del perro puede revelar síntomas como la devolución (regurgitación) de la comida, evidencia de dolor (gemidos o aullidos, por ejemplo) al tragar, falta de apetito y pérdida de peso. Un examen físico, a menudo no revelará resultados concretos. La esofagitis severa puede incluir síntomas de fiebre y salivación extrema (ptialismo).

REFLUJO GASTROESOFáGICO - CAUSAS

El reflujo gastroesofágico puede ocurrir cuando la anestesia se está administrando, causando que la abertura entre el estómago y el esófago (esfínter gastroesofágico) se relaje. La posición inapropiada del paciente durante la anestesia, así como la rapidez al de anestesiar al perro, pueden resultar en reflujo gastroesofágico.

Una condición asociada es una hernia hiatal congénita (presente al nacimiento), que se sospecha que aumenta el riesgo de reflujo esofágico.

Los perros jóvenes están en mayor riesgo de presentar esta condición, porque su esfínter gastroesofágico está en desarrollo. Los vómitos durante un largo plazo, también son un factor de riesgo.

REFLUJO GASTROESOFáGICO - DIAGNÓSTICO

El mejor método de diagnóstico es una esofagoscopia, un examen que usa una cámara interna para ver el revestimiento del esófago. Esta es la forma más efectiva de determinar si los cambios en el mucus del esófago son consistentes con la esofagitis debido al reflujo gastroesofágico. El examen puede revelar una superficie irregular del revestimiento de mucus, o un sangrado activo en el esófago.

Los diagnósticos diferenciales incluyen la ingestión de un agente caustico, un cuerpo extraño o un tumor en el esófago, una hernia en la porción alta del estomago (hernia hiatal), enfermedad de la garganta o la boca, o una condición en perros en la que los músculos del esófago no funcionan correctamente al empujar la comida al estomago (megaesófago).

REFLUJO GASTROESOFáGICO - TRATAMIENTO

La mayoría del tratamiento es realizado en casa, ayuno por uno o dos días y luego seguir con régimen dietario bajo en grasas y proteínas en cantidades pequeñas, varias veces al día. La grasa debe ser limitada, ya que disminuye la fuerza de los músculos entre el estómago y el esófago, mientras que las proteínas estimulan la secreción de los ácidos gástricos.

La medicación es una opción adicional. Los fármacos conocidos como agentes proquinéticos gastrointestinales mejoran el movimiento del contenido del estómago a través de los intestinos y además refuerzan el esfínter gastroesofágico. Sin importar la medicación, se recomienda un cambio en la dieta.

REFLUJO GASTROESOFáGICO - VIDA Y GESTIÓN

Luego del tratamiento inicial y el cambio en la dieta, se recomienda continuar monitoreando el reflujo gastroesofágico. Observe si existen signos de malestar. Continuar con una dieta baja en grasas y proteínas ayudará a prevenir futuros incidentes, se deben evitar los alimentos altos en grasas, ya que pueden empeorar el reflujo gastroesofágico.

Si el perro no responda al tratamiento médico inicial, se recomienda una esofagoscopia de seguimiento.

REFLUJO GASTROESOFáGICO - PREVENCIÓN

Los alimentos altos en grasas pueden empeorar el reflujo. La mejor forma de prevenirlo es una dieta saludable que sea baja en grasas.

¡Únete a más de 15,000 usuarios!

Y recibe nuestro boletin con ofertas, noticias y artículos interesantes sobre perros directo a tu email.

©venFido LLC 2011
Piso 14 Corporativo Arcos Bosques, Col. Bosques de las Lomas 05120, Ciudad de México, México
Perros |  Acerca de venFIDO |  Preguntas Frecuentes |  Condiciones de Uso |  Políticas de Privacidad |  Propiedad Intelectual e Industrial |  Empleos |  Publicidad |  Mapa del Sitio