venFidoShop.com: Alimento, Juguetes y Accesorios Para Tu Perro ¡Comprar Ahora!
Ingresar Registrarse

NOTICIAS.

Entérate de las últimas noticias
relacionadas con los perros.

Philadelphia: Los perros llevaron a los mamuts a la tumba

Philadelphia: Los perros llevaron a los mamuts a la tumba

30 de mayo de 2014


Philadelphia - Un nuevo análisis de yacimientos arqueológicos europeos que contienen un gran número de restos de mamuts y viviendas construidas con los huesos de estos animales ha llevado a Pat Shipman, una investigadora de la Penn State University de Estados Unidos a formular una nueva interpretación del papel de los perros en la historia más antigua de la humanidad.

Shipman sugiere que la repentina aparición de estos asentamientos podría tener su origen en la cooperación entre los primeros humanos modernos y los primeros perros domesticados.

Esa colaboración habría potenciado la caza de los mamuts, una especie ya extinta lejanamente emparentada con los elefantes actuales. El análisis de Shipman también proporciona una manera de probar las predicciones de su hipótesis. Sus resultados han aparecido publicados en la revista Quaternary International.


Un poco de historia y un enigma

Los yacimientos arqueológicos con herramientas de piedra y un número extraordinario de mamuts muertos -algunos de ellos también con restos de cientos de personas- se hicieron comunes en el centro y el este de Eurasia (continente que comprende Europa y Asia unidas) hace aproximadamente entre 45.000 y 15.000 años, a pesar de que los mamuts habían sido cazados por los seres humanos y sus antepasados durante al menos un millón de años.

En algunos de estos misteriosos lugares, han aparecido incluso chozas construidas con huesos de mamut y con complejos patrones (modelos geométricos), así como pilas de huesos de mamuts descuartizados.

"Uno de los mayores enigmas de estos sitios es cómo los humanos de entonces pudieron matar a un número tan grande de mamuts con las armas de las que disponían", explica Shipman en un comunicado de la Penn State.

El enigma ha crecido a raíz de los resultados de estudios previos, que han establecido similitudes entre los restos de mamuts presentes en estos yacimientos y los restos de elefantes modernos muertos por la caza o por desastres naturales.

Según Shipman, "algunos de los patrones de mortalidad de estos mamut encajan con los de las muertes naturales de elefantes actuales, por sequías o por armas modernas capaces de acabar con familias enteras de elefantes de una sola vez".

Este hecho sugiere, por tanto, que, en aquel entonces, los humanos idearon una novedosa y eficiente técnica de caza de animales tan grandes, cuyo uso se extendió. Esto podría explicar la presencia masiva de huesos de mamuts en yacimientos de Europa.


Cazando con perros primitivos

Según la hipótesis de Shipman, dicha técnica estaría basada en la cooperación, para la caza, entre perros primitivos y humanos.

La clave de esta teoría se la dio a la investigadora un trabajo, también reciente, realizado por un equipo del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales dirigido por la paleontóloga Mietje Germonpréé. En él, se encontraron evidencias de que algunos de los grandes carnívoros de estos lugares eran perros primitivos domesticados, y no lobos, como se había asumido inicialmente.

Shipman ha hecho predicciones sobre cómo habría sido esa cooperación: "Los perros ayudaban a los cazadores a encontrar presas más rápidamente y con mayor frecuencia. Además, los perros también pudieron rodear a estos grandes animales y mantenerlos quietos, amenazándolo con gruñidos, hasta que los cazadores llegasen. Ambas acciones habrían aumentado el éxito de la caza".

"Por otra parte, los perros grandes, como los identificados por Germonpré, podrían haber ayudado a trasladar las presas hasta las poblaciones; y habrían protegido a los cazadores de otros carnívoros, para que pudieran acampar sin riesgo en los sitios de caza".


Pruebas recopiladas y por recopilar

Una característica inusual de los grandes yacimientos llenos de restos de mamuts encontrados en Europa, es la presencia en ellos de un número extraordinario de restos de otros depredadores, en especial de lobos y de zorros.

"Tanto los perros como los lobos permanecen muy atentos a la presencia de otros carnívoros cercanos -cánidos-, y defienden de ellos sus territorios y alimentos con fiereza. Si los humanos cooperaban ya entonces con perros o lobos domesticados, es lógico que haya tantos restos de lobos salvajes asesinados por ellos en dichos lugares", señala Shipman como prueba de su teoría.

Por otra parte, otros estudios han arrojado datos que apoyan su hipótesis de Shipman. Hervé Bocherens y Dorothée Drucker, de la Universidad de Tubingen, en Alemania, llevaron a cabo un análisis isotópico de los restos de lobos y supuestos perros en un yacimiento específico, el yacimiento checo de P?edmostí.

Descubrieron que los individuos de dicho lugar identificados como "perros" tenían una dieta distinta a la de los identificados como "lobos", lo que indicaría que los primeros fueron alimentados por seres humanos.

Además, un análisis del ADN mitocondrial realizado por Olaf Thalmann, de la Universidad de Turku, en Finlandia, demostró que los individuos identificados como "perros" presentaban una firma genética distintiva, no vinculada a cualquier otro cánido.

"Dado que el ADN mitocondrial es portado solo por las hembras, este hallazgo podría indicar que estos cánidos no dieron lugar a los perros domésticos modernos. Simplemente, constituyeron un grupo peculiar, extinto, de lobos", explica Shipman. "También podría indicar que los primeros humanos domesticaron a los lobos como a perros, pero cruzaron a los cánidos femeninos con machos de lobo salvaje, por lo que ese linaje de ADN mitocondrial femenino distintivo se habría perdido".

A medida que se vaya recopilando más información sobre fósiles de cánidos de hace entre 45.000 y 15.000 años, la hipótesis de los perros de caza de Shipman se verá respaldada. "Si aparecen más de estos cánidos distintos, similares al perro, en grandes yacimientos, acompañados por un número inusualmente alto de restos de mamuts y de lobos; y si esos cánidos fueron grandes y fuertes, y mantuvieron dietas diferentes de las de los lobos, podremos afirmar que los perros, realmente, son los mejores amigos del hombre".

¡Únete a más de 15,000 usuarios!

Y recibe nuestro boletin con ofertas, noticias y artículos interesantes sobre perros directo a tu email.

venFIDO
10 Articulos peligrosos para Fido en este regreso a clases Leer artículo...
©venFido LLC 2011
Piso 14 Corporativo Arcos Bosques, Col. Bosques de las Lomas 05120, Ciudad de México, México
Perros |  Acerca de venFIDO |  Preguntas Frecuentes |  Condiciones de Uso |  Políticas de Privacidad |  Propiedad Intelectual e Industrial |  Empleos |  Publicidad |  Mapa del Sitio